El Jamón Ibérico

Entre los productos más cotizados del cerdo ibérico se encuentran: jamón ibérico, paleta ibérica y caña de lomo ibérica.

Los factores que hacen de estos productos una excelencia gastronómica son:
  1. La raza, que únicamente se encuentra en la Península Ibérica, de características únicas y excepcionales. Los jamones y las paletas procederán exclusivamente de cerdos de la raza Ibérica pura o de cruce. Estos últimos serán con la raza Duroc-Jersey, manteniendo como mínimo un 50% de sangre Ibérica
  2. La dehesa. Es el ecosistema de bosques de alcornoques, encinas y quejigos donde el cerdo ibérico se alimenta de bellotas y pastos naturales durante la montanera. Esto permite que sus músculos se ejerciten en libertad.
  3. Elaboración: sistema natural y lento a lo largo de varios meses

Características principales del jamón ibérico

El jamón ibérico se obtiene de una raza autóctona, distinta de la del cerdo común o cerdo blanco. Se reconoce por su pezuña negra, estilizada y con una caña alargada. El color de la pezuña del cerdo ibérico no indica la calidad del jamón: ni todos los cerdos ibéricos tienen la pezuña negra, ni ésta es exclusiva de la raza ibérica.

Sus características organolépticas y sus propiedades nutricionales lo dotan de una calidad excepcional, que fundamentalmente viene dada por la alimentación del cerdo Ibérico, así como su proceso de elaboración y curado, ligado a un ecosistema de enorme valor ecológico.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario y al navegar usted está de acuerdo con su uso. Sólo se recopila información anónima. Revise nuestra Política de Cookies para resolver dudas! ACEPTAR

Aviso de cookies