Cómo elegir y comprar aceite de oliva

El aceite de oliva es un ingrediente clave para tu salud. Es tan valioso que hasta se le llama ‘oro líquido’. Pero hay tantas ofertas en el mercado que es difícil distinguir entre un buen aceite y otros de menor calidad.

Cuando compras en una tienda física (supermercado o tienda especializada en aceites de oliva), lo primero que te llama la atención es el envase, ¿verdad? Y luego te fijas en el precio. Aunque un producto gourmet debe estar a la altura en su presentación, en realidad no es lo más importante. Primero debes pensar en la calidad. Y pensando en el precio, no por ser el más caro significa que es el mejor.

Entonces, ¿qué criterio hay que seguir?

Claves para elegir un buen aceite de oliva

Como sabes, los aceites de oliva se clasifican en varios tipos: virgen extra, virgen, aceite de oliva a secas, y por debajo de esta categoría ya están los refinados y el orujo.

El nombre puede sonar muy pomposo, pero ni el aceite de oliva (no virgen) ni los refinados conservan las propiedades de la aceituna. Se han sometido a un proceso de refinado donde se añade sosa y otros disolventes para reducir su acidez y hacerlos aptos para el consumo humano. El orujo es el peor de todos, aunque parezca importante por su nombre.

Ya de entrada, el aceite debe ser virgen extra. Es el de máxima calidad, según sus famosas ‘propiedades organolépticas’. ¿Sabes lo que son? Se trata de sus propiedades físicas: sabor, aroma, color, textura… Es decir, se trata de un aceite de oliva superior, con el mejor sabor y aroma de entre todos los aceites.

Los aceites de oliva virgen extra se consiguen única y exclusivamente por medios manuales, en frío. Es muy importante no aumentar la temperatura de las aceitunas, ya que pierde propiedades. Los beneficios del aceite de oliva para nuestro cuerpo dependen directamente de la calidad.

También debes vigilar la acidez del aceite. Cuanta menos acidez tenga, mejor. El aceite de oliva virgen extra tiene una acidez máxima de 0,8º pero se pueden encontrar algunos con incluso con 0,1º. En nuestra tienda online puedes encontrar aceites con estas características. Como este aceite de oliva de categoría superior de extracción en frío y 0,1º de acidez.

AOVE Categoría superior y extracción en frío

Aceite Oliva Virgen Extra de categoría superior y extracción en frío

La clase de aceitunas utilizadas en su elaboración y su estado son clave. No te dejes engañar por los aceites refinados, que hasta no hace mucho decían 0,4. Es normal que reduzcan su acidez, por todos los aditivos que le ponen. Fíjate que siempre diga ‘aceite de oliva virgen extra’.

Los mejores aceites, de cosecha ecológica

Además del proceso de elaboración, la procedencia de las aceitunas determina su calidad. Las cosechas ecológicas son 100% respetuosas con el medio ambiente. De esta forma el fruto de los olivos tiene una calidad superior al resto.

Aquí es donde se nota más el sabor y el aroma… son únicos. Si quieres disfrutar del mejor aceite de oliva, tienes que buscar lo siguiente: Aceite de oliva virgen extra ecológico.

Los aceites ecológicos cuentan, además, con denominación de origen. A la calidad se suma la tranquilidad de saber dónde se han cultivado los olivos y que el proceso de elaboración está controlado: 100% natural. Además, cada cultivo tiene sus peculiaridades. La denominación de origen te da la oportunidad de encontrar de nuevo ese aceite que tanto te ha gustado.

¿Te has quedado con las tres claves? Aceite de oliva virgen extra, ecológico, y con denominación de origen.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario y al navegar usted está de acuerdo con su uso. Sólo se recopila información anónima. Revise nuestra Política de Cookies para resolver dudas! ACEPTAR

Aviso de cookies